pepelopezmarin.es

Emilia Caballero no está sola

La exSindica de Greugues recibe el XIII Premio Maisonnave de manos del rector de la UA Manuel PalomarA veces las ausencias son la metáfora y los lugares donde ocurren los hilos que refuerzan esa misma metáfora. La ausencia de representantes del Ayuntamiento de Alicante en el acto de entrega del XIII Premio Maisonnave de la Universidad de Alicante (UA) a la jurista y exSindica de Greugues Emilia Caballera que tuvo lugar ayer miércoles 10 de diciembre es, puede, la constatación de lo lejos que viven quienes gobiernan la ciudad y quienes rigen la principal institución académica de esta misma ciudad. El lugar, el salón de actos de la vieja y volcanizada sede de la Caja de Ahorros del Mediterráneo en San Fernando 30, cedido ahora su uso por diez años a la propia UA por sus nuevos propietarios del SabadellCAM,  la otra cara de lo mucho que han cambiado los tiempos también por ese lado.

Pero lo cierto y verdad es que ni un solo representante del Ayuntamiento de Alicante estuvo allí. No sabemos si fue que no hubo invitación formal o qué, pero la ausencia clamorosa cuestiona a unos y a otros. Que no fuera la alcaldesa de la ciudad, Sonia Castedo, quizás, era esperable tal y como andan las cosas en Palacio, pero tampoco se pudo ver por allí a ninguno de los muchos miembros del equipo de gobierno que cuenta el PP, ni, extrañamente, tampoco de la oposición.

Pese a estas notorias ausencias, el desarrollo del acto tuvo esas gotas de emoción que curan y, sobre todo, se convirtió en un grito de reivindicación por parte de la galardonada que lo ennoblecieron. En un discurso mitad leído y mitad improvisado, interrumpido en varias ocasiones por los aplausos del centenar de asistentes, la galardonada fue fiel a sí misma, a la gente que lo había hecho posible. De sus labios salieron palabras de aliento para quienes hoy sufren los desahucios en un país tan paradógico que se permite el lujo de tener  “800.000 casas vacías”, también las hubo para quienes ven con estupor que este país haya pasado de ser un estado social a “un estado de beneficiencia”, reservando las más duras quizás para muchos de los representantes políticos pasados y presentes que están – y ella lo sabe bien- más preocupados de salvarse ellos que de cumplir con su función social de servidores de ciudadanía.

Pero, sobre todo, fue un grito a favor de la lucha por la igualdad de las mujeres. El respetuoso minuto de silencio que Emilia Caballero pidió a los asistentes en homenaje a las víctimas de violencia de género para terminar su intervención fue la otra gran noticia de la noche. El reconocimiento público de que, como dijo de ella y recogiendo sus propias palabras quien glosara su figura, hoy como ayer “no es tiempo de ponerse a llorar, es tiempo de luchar por la dignidad”. Y en eso Emilia no parecía estar sola… Pese a tantas y notorias ausencias. En twitter @plopez58

El noticiero

Houston tenemos un problema: El documental que las farmacéuticas no quieren que veas

Música gitana ...y feminista

El debate de Juan Torres en La Sexta...

¿Quién ha mordido mis impuestos? o la historia de la deuda ilegítima

Así se las gasta la Marina española contra la protesta pacífica de Greenpeace en Canarias

Documental "Yo Decido. El tren de la libertad"

Suscripción

Acceso y registro

Los usuarios registrados podrán realizar comentarios sin tener que identificarse cada vez que escriben un texto.
Crear una cuenta

Webs amigas

CHAPA periodistas

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.