pepelopezmarin.es

La ONU, Argentina y el frío lado de los torturadores de aquí

Una mujer con la foto de una víctima desaparecida en Córdoba¿Necesita España una Comisión de la Verdad sobre los crímenes del franquismo y lo acontecido en los tres negros años de la guerra civil? Para los que piensen y siguen defendiendo que no, que miren, si pueden, estos datos: A día de hoy hay en este país más de 150.000 personas que siguen desaparecidas; están documentadas 2.392 fosas con miles de cadáveres, muchos de ellos enterrados (¿?) en las cunetas, y de ellas solo 390 han podido ser abiertas… y aún quedan 30.000 niños robados cuyo paradero se desconoce.

Frente a todo ello, como respuesta a semejante ignominia, ningún proceso judicial abierto aquí. Todos los intentos toparon con el muro del silencio y la desvergüenza de los que creen que el dolor se llora dentro de los muros de casa y que la Ley de Amnistía cerró esa salida. No saben que las lágrimas acabarán rompiendo esos y otros muros.

El destino ha querido que dos acontecimientos sobre esta otra realidad se estén solapado estos días entre el silencio de muchos medios de comunicación y el desprecio del Gobierno. La Justicia Argentina está intentando reabrir el proceso que la Justicia española cegó en el Tribunal Supremo tras que el juez Baltasar Garzón lo intentara con los resultados de todos conocidos. Y, segundo, hasta el próximo 30 de septiembre está teniendo lugar la visita del Grupo de Trabajo de Naciones Unidad sobre Desapariciones Forzadas e Involuntarias para estudiar y recoger testimonios de lo acontecido entre esas dos fechas, 1936 y 1975.

Del primer caso poco cabe esperar a corto plazo. Argentina, la Justicia argentina, nos devuelve la moneda y el favor que le hicimos con algunos de los verdugos y victimarios de su dictadura. La actitud poco colaboracionista y rayana en el menosprecio con tintes seudoimperialistas del Gobierno y de su mano armada de la Fiscalía General del Estado ya está dando sus frutos: la negativa a que los torturadores denunciados por las víctimas españoles puedan ser detenidos y, en su caso, extraditados para ser juzgados allí.

Mapa con enterramientos localizados y por excavarDel segundo caso, no es descartable que esta comisión de la ONU acabe, tras el trabajo de campo que realizan y tras escuchar a las víctimas y sus familiares, condenando a España por incumplir los acuerdos internacionales en la materia y por no legislar y hacer cumplir lo legislado para que se abran las ventanas y hacer viable y posible lo que otros 40 países ya han hecho, países tan poco sospechosos como Alemania, Sudáfrica, Argentina…

En el pequeño y hermoso documental realizado por la Fundación Internacional Baltasar Garzón titulado Campaña Comisión de la Verdad España para impulsar este derecho, se oye decir a una de las personas que intervienen: “No queremos abrir heridas, queremos cerrarlas sin rencor”. Parece claro que las formas retorcidas de tortura y causar dolor de algunos no tienen límites en el tiempo. Prefieren las heridas abiertas. Prefieren seguir ocupando en la historia el frío lado de los torturadores y sus cómplices necesarios. En twitter @plopez58

 

 

 

El noticiero

Houston tenemos un problema: El documental que las farmacéuticas no quieren que veas

Música gitana ...y feminista

El debate de Juan Torres en La Sexta...

¿Quién ha mordido mis impuestos? o la historia de la deuda ilegítima

Así se las gasta la Marina española contra la protesta pacífica de Greenpeace en Canarias

Documental "Yo Decido. El tren de la libertad"

Suscripción

Acceso y registro

Los usuarios registrados podrán realizar comentarios sin tener que identificarse cada vez que escriben un texto.
Crear una cuenta

Webs amigas

CHAPA periodistas

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.